¿Qué pasa con el dólar en Argentina?

¿Qué pasa con el dólar en Argentina?

https://cdnmundo2.img.sputniknews.com/images/108649/18/1086491849.jpg

En marzo de 2019 el peso sufrió una nueva devaluación de 10,7% y el salto anual acumulado fue de 112%. La depreciación durante el primer trimestre de 2019 es cercana al 15%, lo que la proyecta en 60% para fin de año, tomando en cuenta las probables corridas de marco electoral.

En período electoral, se espera que a mediados de año vuelva a haber una devaluación del peso por la dolarización de las carteras. Mientras el Banco Central despliega herramientas para evitar nuevas corridas, lo único seguro es la incertidumbre.

«En Argentina hubo una devaluación de 15% en el primer trimestre de 2019, que proyectado da un 60% de devaluación anual cuando venimos de una depreciación del peso de 100%, es decir que se duplicó en 2018», dijo a Sputnik Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.net.

Hoy el dólar en Argentina ronda los 43 pesos pero la posibilidad de que en un corto período de tiempo se cruce la barrera de los 60 pesos dejaría al país al borde de la tan temida hiperinflación, fenómeno que devastó la economía a finales de la década del 1980 y produjo la caída del Gobierno de Raúl Alfonsín (el primer presidente democrático tras la dictadura que rigió entre 1976 y 1983), advirtió el economista.

«El dólar está en una situación parecida a la que empezó a estar en mayo de 2018, de una economía argentina cuyas finanzas están muy endebles. Estamos hablando de un país que tiene en sus reservas un tercio de lo que debe y cuyo Producto Bruto Interno va a ser negativo este año, o sea que no va a haber crecimiento», dijo Litvinoff.

Desde que se abandonó el patrón oro en el mundo, en los países emergentes el dólar funciona como garantía de la moneda local circulante. Ante una limitación y restricción externa para acceder a ellos, como ocurre en estos momentos debido a la retracción de los fondos hacia los países centrales —en especial EEUU— el miedo es que continúe disparándose su valor.

Más información: Incertidumbre y miedo por la devaluación en Argentina

«El Gobierno planea lograr sostener un ajuste social que lleve al déficit cero durante un año electoral en el que tiene que revalidar el mandato presidencial. Por supuesto estos dos objetivos son difíciles de resolver entre sí y por eso está en una tensa negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es el principal aportante de dólares para sostener la brecha fiscal y la brecha externa», dijo a Sputnik Francisco Cantamutto, miembro de la Sociedad de Economía Crítica.

Ante este escenario, los operadores de mercado retiran sus posiciones y dolarizan sus carteras porque prevén las dificultades de renovar los acuerdos que den sostenibilidad a las cuentas. La única herramienta que el Gobierno tiene a la mano debido al acuerdo con el FMI, que le bloquea la posibilidad de intervenir vendiendo en el mercado cambiario, es la suba de la tasa de interés de referencia a través de la emisión de letras, que se conocen como Leliq, beneficiando únicamente a los bancos, que hacen ganancias extraordinarias ante un Estado al borde de la bancarrota, advierten los economistas.

«La lucha por sostener el dólar se da día a día entre la promesa de una tasa de interés de elevadísimo rendimiento a escala internacional y la posibilidad de que eso efectivamente sea cobrado en dólares», explicó Cantamutto.

Retomado de RIA Novosti Sputnik