Caraqueños hacen filas en comercios abiertos para comprar alimentos y medicamentos

Caraqueños hacen filas en comercios abiertos para comprar alimentos y medicamentos

https://cdnmundo1.img.sputniknews.com/images/108598/73/1085987334.jpg

CARACAS (Sputnik) — Los habitantes de Caracas hicieron largas colas para comprar alimentos y medicamentos en los pocos comercios que abrieron sus puertas, debido al apagón que afecta al país caribeño.

«Salí a buscar pañales para mi hijo, me vine a esta farmacia porque de todas las que recorrí esta es la única que tiene para pagar con tarjeta, las otras solo aceptan efectivo, y no tengo, además en otras farmacias la cola de personas para comprar es demasiado larga», dijo Rodolfo Caballero, habitante de Caracas.

En un recorrido que realizó Sputnik constató que los supermercados en su mayoría se encontraban cerrados, solo una cadena de farmacias que cuenta con planta eléctrica mantenía sus puertas abiertas al público, aunque con cierta restricción para evitar la aglomeración de personas dentro del local por medidas de seguridad, ante los conatos de saqueos que se han registrado en las últimas horas.

Carolina Díaz, de 40 años, quien se mostraba un poco desesperada dijo a esta agencia que salió a comprar agua potable o cualquier otro tipo de bebida gaseosa que encontrara, pues no tenía nada en su casa.

«Vine a comprar agua, no tengo en mi casa, será comprar cualquier líquido, lo que se consiga», indicó.

En una farmacia, en el municipio Sucre, del estado Miranda (norte), dividieron en dos grupos a los trabajadores, los que atendían dentro del local, y otros que permanecían fuera para responder las preguntas de los usuarios sobre la disponibilidad de los medicamentos.

Temas relacionados: Venezuela suspende las actividades laborales y las clases el 11 de marzo

Los usuarios expresaron que algunas sucursales de la cadena de farmacias Farmatodo, se encontraban colapsadas y solo aceptaban el pago en efectivo, el cual escasa en el país desde finales del 2016.

Las redes eléctricas venezolanas colapsaron el 7 de marzo tras una avería en El Guri, planta hidroeléctrica que proporciona el 80 por ciento del consumo de fluido de Venezuela, como consecuencia de un ataque informático al sistema de control automatizado de la central.

El apagón que comenzó el jueves 7 afectó los 23 estados del país.

El presidente Nicolás Maduro acusó al imperialismo estadounidense de anunciar y dirigir la guerra eléctrica contra Venezuela.

Por su parte, el ministro de Información, Jorge Rodríguez, denunció que Washington sabía de antemano lo que debía ocurrir con el sistema eléctrico de Venezuela y así lo confirma la rapidez con la que reaccionaron en las redes el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el senador Marco Rubio.

Retomado de RIA Novosti Sputnik